Nazis, salsa, cumbia y rock and roll…

El rock and roll es el cenit de la cultura popular.

Antes del rock and roll la cultura popular no importaba. La gente pobre canta y baila. Negros, indios, pobres. Todos cantan y bailan. Pero ni su música ni sus bailes quedan registrados. A fin de cuentas son de gente pobre, de gente sin educación formal. Lo que hacen no importa. Lo que hacen los pobres se puede desdeñar.

La única música que pesa es la que se toca en catedrales o en cortes o en academias. La música de la gente importante es importante.

Esa música es registrada, estudiada, apreciada. Iglesias, gobiernos y nobles la pagan. Con patrocinios o regalos.

Dos cosas empezaron a cambiar esa dinámica. Las máquinas y el comercio.

Hasta que distintos empresarios en el mundo comercializaron la música plebeya fue que esa herencia musical popular, plebeya, pobre, sin educación formal empezó a tener peso. El peso de los negocios.

No importaba que los músicos y bailarines de esas músicas no hubieran estudiado. Ni importaba que no aparecieran en salas de concierto o en iglesias o palacios. Eran valiosas por su propio peso.

La música popular gusta, y como gusta es negocio venderla. Grabarla y distribuirla y venderla. La tecnología la puso en el cielo. Sin radios y tocadiscos y LP´s la música popular no hubiera despegado. No se hubiera convertido nunca en algo tan importante como lo es hoy.

Pero todo eso puede cambiar.

No cambiará por la vía tecnológica. La tecnología hace las cosas cada vez más y más libres, aunque los chinos ya padecen un internet controlado por el gobierno. Y los rusos han anunciado su intención de cerrar el internet para sus ciudadanos y crear una red que, como la china, sea controlada en su totalidad por el gobierno. Y que en México el gobierno levanta la mano para hacer lo mismo.

La tecnología no destruirá la música popular.

Lo harán los gobiernos.

Los gobiernos de corte nacional socialista declaran ser el pueblo. De esa manera lo que ellos, la gente del gobierno no apruebe, entonces no es pueblo.

Es claro cómo lo hacen. Primero exaltan lo popular, parece que les gusta y que lo respetan. Pero, no aceptan todo lo que a la gente nos gusta, que es una multiplicidad de cosas distintas, extrañas y sin relación entre sí, como lo son los gustos de la gente.

Los nacional socialistas empiezan a decir que esto y aquello no es popular, sino, “extranjero”, “sin valores”, etc.

De esa manera sí se puede destruir la cultura popular, y con ella su música: rock and roll o salsa o cumbia o tango o rap o lo que tú quieras.

Si el gobierno es el pueblo entonces se da el derecho de censurar lo que es o lo que no es popular. Lo que es o no nacional.

Los políticos nacional socialistas no escuchan lo que le gusta a la gente. Escogen lo que a la gente le debe gustar.

Los nazis exaltaban cierta música y ciertos bailes alemanes. Pero, atacaban y censuraban y prohibían otra música, otro arte, y otros bailes. Siempre hablaron de “arte degenerado” para señalar lo que no le gustaba a Hitler o a sus compinches.

Si los nazis hubieran ganado la guerra no existiría el rock and roll. Ni la música que llamamos tropical: salsa, cumbia, etc. Todos esos ritmos son ritmos inventados por negros, que empezaron a comercializarse y de esa manera, por su éxito en las ventas a llenar espacios en la radio y en la TV.

Nada, nada de esto hubiera pasado por una victoria nazi. No porque los nazis no valoraran a la radio o a la TV.

No existiría porque en un mundo nacional socialista no existiría lo popular y plebeyo sino el Pueblo de Bronce dictado y ordenado y organizado por el gobierno.

Vale la pena seguir reflexionando sobre la Segunda Guerra Mundial. Sus consecuencias son largas y vivimos en el mundo creado por sus victorias y derrotas.

Mover la guerra, la batalla de Midway es una reflexión sobre la batalla, sus causas y algunas de sus consecuencias.

Puedes comprar tu libro impreso aquí: https://amzn.to/2OTH2df

En Midway la cultura y la política japonesa fue derrotada. Los estrategas y guerreros japoneses eran de verdad superiores a los norteamericanos. Pero su pericia simplemente no pudo superar las faltas y vicios que su política tenía. Compra tu libro impreso https://amzn.to/2OTH2df y platicamos por aquí sobre eso y mucho más. Hasta muy pronto.

--

--

A preguntar y revisar

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store